El éxito de una estrategia

por | 22 noviembre, 2016

Existen unas industrias que son más rentables que otras.

Estudios demuestran que en promedio, los negocios que participan en la industria petrolera y la farmacéutica, tienen mejores márgenes de ganancia que aquellos negocios que participan en las industrias del entretenimiento y del retail.

Sin embargo, en todas las industrias podemos encontrar negocios rentables y exitosos, es decir, que el éxito no depende de la rentabilidad de la industria, sino de la estrategia de cada negocio.

el-exito-de-una-estrategia

De hecho, la esencia en la estrategia de un negocio es tan importante que rara vez cambia. Podemos ver a empresas como RyanAir©, Amazon©, Skype© o Google©, que llevan más de una década haciendo lo mismo de manera exitosa sin cambiar de estrategia de forma radical y definitivamente sin cambiar de industria.

Además, estas empresas han sido copiadas por numerables competidores y aun así, ellos siguen siendo los líderes.

El éxito proviene de la forma en como la estrategia se ejecuta. La ejecución es un proceso perfectible, que se desarrolla a través del tiempo y que crece junto con el negocio.

La innovación en la ejecución de la estrategia es particular para las circunstancias de cada negocio, y aunque es replicable, toma tiempo su adaptación a las particularidades de un negocio que no la desarrolló. Por eso, el éxito de una estrategia es difícil de replicar.

Para un negocio emprendedor, independientemente del giro, hay 3 consideraciones que vale la pena tomar en cuenta al momento de crear y ejecutar una estrategia.

1. Crea una estrategia y aprende sobre la marcha

El aprendizaje y la adaptación de la estrategia que creas, sucede a través de la implementación de la misma a las circunstancias de tu proyecto. Como menciona Juan Sardá en su artículo: “Las organizaciones ágiles no dedican meses a planificar un solo ejercicio sino que establecen objetivos en plazos más cortos, como cuatrimestres, en los que caben varios ciclos de acción relacionados…”.

2. Obtén retroalimentación de al menos un experto

Si somos emprendedores es porque nos gustan nuestras ideas. Los emprendedores nos caracterizamos porque nos casamos con las ideas que pensamos que son buenas y porque nuestra baja aversión al riesgo, nos permite intentar llevar a cabo esas ideas para descubrir si eran o no lo que esperábamos. Sin demeritar nuestro criterio, es clave que confiemos en la opinión de un experto en el tema en el que vamos a emprender.

Atrévete a rebotar tu estrategia  y a recibir tu retroalimentación de un experto y ajústala de acuerdo a su consejo. Emprende la ejecución de tu estrategia hasta que haya sido rebotada y modificada.

3. Considera el costo del fracaso

Cuando comiences el plan para ejecutar la estrategia de tu proyecto emprendedor, considera también el costo del aprendizaje. Fallar en capitalizar una nueva estrategia es una acción normal que se debe tener en cuenta. Como lo menciona Gregory A. Llorens en su artículo, es común que los emprendedores fallen en asumir el costo del fracaso o del tiempo y esfuerzo que demanda el conocer nuevas experiencias, analizarlas e interiorizarlas en sus negocios.

Aunque cada vez se desarrollan más herramientas y metodologías para analizar y crear estrategias, no existe todavía un sustituto de la ejecución en campo. Atrévete a correr muchas veces el ciclo de crear – ejecutar – ajustar y crea una estrategia innovadora y propia de las circunstancias de tu negocio.

Un pensamiento en “El éxito de una estrategia

  1. Pingback: 5 pasos claves para medir nuestra exposición al riesgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *